El Fondo Monetario Internacional (FMI) terminó de hacer la revisión anual de las finanzas de El Salvador y concluyó en su informe, entre otros puntos, que el gobierno debe eliminar el fideicomiso de $150 millones que fue creado para convertir Bitcoin a dólares y viceversa o que quite el subsidio de $30 que entrega, a través de la Chivo Wallet.

“Deberían evaluarse con prontitud medidas para limitar los pasivos contingentes fiscales, como eliminar el fideicomiso o retirar los subsidios presupuestarios a Chivo”, apunta el organismo en el documento divulgado este lunes.

El gobierno creó el fideicomiso con fondos públicos, manejado por Bandesal, pero se ha negado a rendir cuentas de cómo ha sido utilizado ese dinero proveniente de los salvadoreños. Se desconoce si de allí se han comprado los bitcoins que ha ido anunciando el presidente Nayib Bukele, los cuales ya suman 1,120 monedas virtuales por un costo de al menos $90.5 millones.

Asimismo, el Fondo indica que los planes anunciados recientemente por el gobierno para utilizar los ingresos de las nuevas emisiones de bonos soberanos para comprar Bitcoin y las implicaciones de una negociación más amplia en el mercado de Bitcoin requerirán un análisis “muy cuidadoso” de las implicaciones y los riesgos potenciales para la estabilidad financiera.

El presidente Bukele anunció el sábado 22 de noviembre que el país emitirá bonos en Bitcoin por $1,000 millones para financiar la “Bitcoin City”, lo cual ha sido cuestionado por economistas debido a que endeudará más al país de lo que ya está.

VER: “Está jugando al monopolio con El Salvador y con nosotros”: Economistas reaccionan ante anuncio de Bitcoin City de Bukele

El FMI aclara en su informe que cuando el gobierno salvadoreño hizo el anuncio de emitir bonos, la misión técnica del organismo ya había concluido la revisión que realizaba, por lo que dichos planes “no fueron discutidos con las autoridades”.

Sin embargo, el Fondo sí analizó los riesgos por el uso del Bitcoin como moneda de curso legal y plasma sus valoraciones en el documento divulgado este día.

“Reconocemos las iniciativas para promover la inclusión financiera, y el crecimiento económico, pero los riesgos que emanan de la adopción del Bitcoin como moneda de curso legal, del nuevo ecosistema de pagos y la compraventa de Bitcoin deben ser controlados”, dice el punto 13 del informe.

El FMI indica que la utilización del criptoactivo “puede ocasionar contingencias fiscales” y que debido a esos riesgos, “el Bitcoin no debería ser adoptado como moneda de curso legal”.

VER: Ley Bitcoin: Dos meses ocultando gastos y datos

Ante ello, los técnicos del organismo que elaboraron el documento recomiendan “limitar el alcance de la ley Bitcoin y urge a fortalecer la regulación y supervisión del nuevo ecosistema de pagos”.

También destacan que, como en el caso de otras billeteras electrónicas, “se debería obligar a Chivo a asegurar completamente los fondos de los usuarios, en dólares y en Bitcoin, a través de la separación y protección de los activos de reserva”.

Cientos de ciudadanos han denunciado que han sido víctimas de suplantación de identidad por medio de la Chivo Wallet, creada por el gobierno para el uso del Bitcoin desde el pasado 7 de septiembre. Desde el primer día mostró problemas técnicos para su utilización, algunos de los cuales aún no han sido solventados, de acuerdo a las múltiples quejas en redes sociales.

Según apunta el informe del FMI, “se debería implementar inmediatamente una fuerte regulación y supervisión del nuevo sistema de pagos para la protección al consumidor, la prevención del lavado de dinero, prevención del financiamiento del terrorismo, y la gestión de riesgos”.

Asimismo, la entidad internacional indica que la regulación bancaria debe incorporar salvaguardas prudenciales, como requerimientos conservadores de capital y liquidez, para respaldar plenamente cualquier exposición al Bitcoin.

“Dada la alta volatilidad del Bitcoin, su uso como moneda de curso legal implica grandes riesgos para la protección del consumidor, la integridad del sistema financiero y la estabilidad financiera”, señala.