SAN SALVADOR.- Fueron detenidos en El Salvador a ocho cabecillas de la Mara Salvatrucha. Los arrestos coordinados por la policía y el Ejército salvadoreños se producen tras la oleada de homicidios ocurridos el pasado noviembre, que se cobraron la vida de al menos 40 salvadoreños. Los pandilleros están involucrados en narcotráfico, crimen organizado, extorsiones y asesinatos dentro de los grupos conocidos como «Programa Centrales» y «Libertad de la Mara Salvatrucha».

«Según todas las investigaciones e información de inteligencia que poseemos, estos dos programas fueron los que desencadenaron el incisivo aumento de homicidios en noviembre, y no vamos a tolerar ningún programa u organización de pandillas, que cobardemente esté dando órdenes de asesinar a salvadoreños», declaró Gustavo Villatoro, ministro de Justicia y Seguridad Pública de El Salvador.

Los detenidos serán enviados a la cárcel de alta seguridad de Zacatraz para criminales de alta peligrosidad. Según la prensa local, el Gobierno del presidente Nayib Bukele negoció en 2020 que se mantuviera la baja de homicidios. Las maras pidieron a cambio mejoras en las condiciones de detención y beneficios para sus miembros en libertad, lo que fue negado por Bukele.

«La mentira tiene pies cortos». Entrevista a Félix Ulloa, vicepresidente de El Salvador
Estados Unidos incluyó a la Mara Salvatrucha en 2012 en su lista de organizaciones criminales internacionales. La banda que opera por toda Centroamérica, tiene presencia en más de 40 estados de Estados Unidos.

En 2012, el gobierno de Estados Unidos agregó a la Mara Salvatrucha en su lista de organizaciones criminales internacionales. Fue la primera vez que ese país otorgó esa denominación a una pandilla callejera que comenzó sus acciones criminales en El Salvador pero que se ha extendido rápidamente por otros países de Centroamérica y tiene presencia en más de 40 estados de Estados Unidos.