La embajada de Estados Unidos dio a conocer ayer un amplio infor­me titulado: “Unidos ante la pandemia: el apoyo del Go­bierno de los Estados Unidos a grupos vulnerables en la República Dominicana”.
Esto sucede horas después que el presidente de la República, Luis Abinader, publicara en las redes sociales un Tweet en el que pone de relieve la conversación que tuviera con el mandatario chino, Xi Jinping, en la cual agradeció la solidaridad de la potencia oriental ante la pandemia con el suministro oportuno de vacunas.
“Acabo de conversar con el presidente de China, Xi Jinping, sobre las relaciones bilaterales de nuestros países. Le agradecí de manera especial el haber permitido la exportación de las vacunas a República Dominicana, expuso el presidente Abinader en su cuenta de Twitter.
Hay que señalar que desde que se estableció rela­ciones diplomáticas con Chi­na el 1 de mayo de 2018, el gobierno de Esta­dos Unidos no ha ocultado su disgusto.
El informe de la Embajada estadounidense preci­sa que una de las prioridades del gobierno estadouniden­se es solidarizarse median­te el apoyo a la respuesta a la pandemia del Covid-19, desde un enfoque basado en la equidad en el acceso a los servicios de salud y con un al­to compromiso de responder a las necesidades de todas las poblaciones, tanto a nivel na­cional como en el extranjero.
También resalta que «los más de US$12 millones en asistencia provistos por el Gobierno es­tadounidense a la República Dominicana para apoyar la respuesta a la pandemia no se han limitado a la donación de equipos y suministros mé­dicos y de protección perso­nal, asistencia técnica, educa­tiva y servicios sociales, sino que además parte de los fon­dos se han destinado a garan­tizar la seguridad alimentaria y el derecho a la protección social de grupos vulnerables, como las personas que viven con VIH y familias de escasos recursos, amenazados ante la crisis por el Covid-19”.