Teclalibre Multimedios –

La Oficina de la Organización de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) informó que más de 8.642 colombianos fueron víctimas de desplazamiento forzado a causa de la violencia durante el mes de mayo pasado, en especial, en los departamentos de Chocó, Nariño, Antioquia y Córdoba.

En los municipios de Roberto Payán y Magui Payán en el departamento de Nariño se produjeron el 37 por ciento de las víctimas nacionales con 3.267 afectados registrados.

Los desplazados por amenazas de grupos criminales hacia las comunidades son el 82 por ciento de los números totales.

De acuerdo con la OCHA, quienes abandonaron su hogar estarían teniendo carácter de “sin retorno” en donde prefieren dirigirse a las ciudades y perder todo que regresar al clima de inseguridad en sus viviendas rurales.

En el tema confinamiento, la ONU dio cuenta de 3.910 víctimas de restricciones a la movilidad debido a la violencia local. La mayoría de los afectados son de Chocó donde se reportaron 2.739 víctimas.

Los enfrentamientos entre la fuerza pública y los grupos armados ilegales afectan al 83 por ciento la libre movilidad de las comunidades, además de las minas antipersonales de la zona, otro elemento relevante.