Inicialmente, se reportó que se trataba de una explosión en uno de los yacimientos marinos de gas. Sin embargo, Ibrahim Ahmadov, portavoz de la petrolera estatal SOCAR descartó que hubiera habido accidentes en las plataformas de la compañía. «Si hay información adicional, informaremos al público», señaló, según la agencia Report.

Por su parte, el director del Centro de Servicio Sismológico Republicano de Azerbaiyán, Gurban Yetirmishli, sostuvo que se trataría de la erupción de un volcán de lodo.

«La duración de la erupción y el hecho de que salieran solo con llamas indican [que se trata de] la erupción de un volcán de lodo», afirmó el científico.