En el marco de la celebración del 483 aniversario de fundación de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales con el auspicio de la Escuela de Mercadotecnia, presentó un panel y una conferencia enfocados en el futuro de las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES) en República Dominicana.

En dicho panel intervinieron docentes de la UASD expertos en diversos aspectos de la Economía, quienes explicaron los cambios y transformaciones que asumieron las PYMES para enfrentar las precariedades surgidas en el presente año 2021 luego de la pandemia COVID 19, que aún persiste en el país.

En cada aspecto abordado por los maestros Luis García, Antonio Ciriaco Cruz y Héctor Sánchez, se destaca que en el 2021 las pequeñas y medianas empresas se reinventen porque se vieron en la obligación de replantear los planes que habían concebido desarrollar en el 2020 debido al impacto que causó el COVID 19 quedaron obsoletos, no solo en República Dominicana sino en todo el mundo.

En tal sentido, el vicedecano de Economía de la UASD, doctor Antonio Ciriaco Cruz indicó que la pandemia del coronavirus ha generado un proceso de recomposición en el sector empresarial en la República Dominicana, principalmente en las MIPYMES, las cuales representan la gran mayoría de empresas de dicho sector.

“La pandemia ha generado un proceso de regeneración en las MIPYMES y el impacto económico causado por el colapso de todas las economías de América Latina, con excepción de Guyana, país de suramericana que descubrió pozos petroleros, pues a medida que cayeron las economías cayeron las ventas”, indicó el maestro Ciriaco Cruz.

El vicedecano citó un estudio realizado por la Gerencia de Estudios Económicos y Tributarios de la DGII, parte de sus resultados indican que en 2019 en República Dominicana había 233,498 Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, de las cuales el 55.7% pertenecía a personas físicas, y 44.3% eran propiedad de personas jurídicas.

Dichas empresas realizaban actividades económicas en los sectores agropecuario, industrial, construcción, manufactura, explotación de minas y canteras; y en sector servicios, como comercio, alquiler de viviendas y administración pública, así como electricidad, gas y agua, moteles, bares y restaurantes, entre otros.

De su lado, el profesor meritísimo y doctor en Economía, Luis García, señaló que las PYMES no solo se reinventaron, sino que aceleraron el financiamiento hacia la implementación de plataformas tecnológicas, mientras otras contrataron expertos en manejo de redes graduados en universidades para actualizar las informaciones de los productos y servicios que ofertan a sus públicos.

Mientras, el maestro Héctor Sánchez dijo que luego del impacto de la pandemia de COVID 19 el mundo ya es otro y habrá que crear sociedades y países más abiertos a las riquezas y a la productividad, más inclusivas y más democráticas, para “incluir a las pequeñas empresas y propiciar una mayor y mejor distribución de la riqueza”.

Indicó que el modelo económico de República Dominicano está constreñido porque depende en gran medida del extranjero, por lo cual entiende que “el futuro debe cifrarse en las Mipymes porque es el sector máximo para el empleo, el desarrollo de la productividad y porque dependen del capital nacional”, sostuvo.

Durante el desarrollo del panel Una mirada al futuro de las PYMES en la República Dominicana, también se dictó la conferencia “Comercio electrónico: Generación de crecimiento para emprendedores”, a cargo de Ariel Rochwerger, quien explicó las bondades de realizar actividad de comercio vía virtual mediante la fórmula e-commerce, una transformación del negocio tradicional a comercio en línea para venta, tiende virtual y pago en línea a través de la Web.

La actividad se desarrolló a través de un webinar con la participación de representantes de Bolivia, El Salvador, Costa Rica, México, y de República Dominicana, autoridades, docentes y estudiantes de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Autónoma de Santo Domingo.