Por Ramón Mercedes –

NUEVA YORK.- El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de los EUA suspendió las redadas contra indocumentados a nivel nacional en los lugares de trabajo y estableció como prioridad la detención y deportación de criminales y de quienes hayan cruzado la frontera recientemente de forma ilegal. i

Las redadas estaban afectando miles de dominicanos que laboran en diferentes empresas en decenas de estados.

El organismo federal anunció que el plan de la Administración del presidente Joe Biden, es centrarse en los empresarios «inescrupulosos» que «explotan» a inmigrantes indocumentados para pagar menos por su trabajo.

Nos enfocaremos en los empleadores más inescrupulosos, protegeremos a los trabajadores y al mismo tiempo a las empresas estadounidenses legítimas», expresa el DHS.

La directora del Centro Nacional de Ley de Inmigración, indicó que el anuncio «señala cambios decisivos en el futuro que harán los sitios de trabajo más seguros y equitativos para los trabajadores en todo el país, y pone fin a las redadas dañinas en los sitios de labor».

«Esta medida garantizará que los inmigrantes que trabajan en escuelas, fábricas, plantas de procesamiento de alimentos, hospitales, sitios de construcción, entre otros lugares, puedan hacer sus trabajos con seguridad, y puedan protestar contra el tratamiento injusto sin temer la intimidación, el arresto o la deportación», dijo.

Por su parte, el Caucus Hispano en el Congreso señaló que las nuevas normas dictadas «pondrán fin a las operaciones policiales en gran escala en los sitios de trabajo, y harán que los empleadores inescrupulosos rindan cuentas».

El DHS solicita a que le presenten propuestas en los próximos 60 días para llevar a cabo estos cambios.

Según las nuevas normas, la prioridad será la detención y deportación de criminales y de quienes hayan cruzado la frontera recientemente de forma ilegal, informó la agencia federal.