Por HUIZHONG WU /
(EBC vía AP) /

KAOHSIUNG, Taiwán (AP) – Al menos 46 personas murieron y otras 41 resultaron heridas después de que estalló un incendio la madrugada del jueves en un edificio mixto comercial y residencial en ruinas en la ciudad portuaria taiwanesa de Kaohsiung, dijeron las autoridades.

Los residentes del vecindario dijeron que el edificio de 13 pisos era el hogar de muchas personas pobres, ancianas y discapacitadas y no estaba claro cuántas de las 120 unidades estaban ocupadas.

Los testigos dijeron que escucharon algo que sonó como una explosión alrededor de las 3 am cuando el incendio estalló en los pisos inferiores del edificio, que albergaba una sala de cine cerrada, restaurantes abandonados y clubes de karaoke.

Tsai Hsiu-Chin, de 70 años, había vivido en el edificio durante 15 años. A las 3 de la mañana, escuchó a alguien gritar «fuego». Dijo que bajó en el ascensor y escapó solo con la ropa que llevaba puesta.

“No traje nada. Solo me importaba salvar mi vida ”, dijo, sentada frente al edificio carbonizado el jueves por la noche, tratando de procesar su experiencia con una cerveza con un amigo.

Al otro lado de la calle, Lin Chie-ying dijo que el sonido de ambulancias y camiones de bomberos la despertó en su casa. “Pensé que nuestra casa también se quemaría”, dijo.

Los bomberos tardaron hasta pasadas las 7 de la mañana para apagar el fuego. Muchos de los pisos superiores no parecían haber sido dañados directamente. Sin embargo, el humo era lo suficientemente denso como para haber matado y herido a varias decenas de personas que vivían sobre el fuego.

Durante todo el jueves, los socorristas examinaron minuciosamente los restos y recuperaron docenas de cadáveres. Otros 14 de los 55 llevados inicialmente al hospital fueron confirmados muertos a su llegada o poco después.

La edad del edificio y las pilas de escombros que bloquean el acceso a muchas áreas complicaron los esfuerzos de búsqueda y rescate, dijeron las autoridades, según la Agencia Central de Noticias de Taiwán.

Más tarde en el día, el olor a humo aún persistía y el sonido de cristales rotos sonó por toda el área. Los trabajadores de la construcción fueron subidos a una grúa para romper el vidrio restante de los marcos de las ventanas con una palanca, y esperaron para colocar andamios para evitar que el edificio fuera un peligro adicional.

Multitudes dispersas de personas se reunieron al otro lado de la calle. Los espectadores curiosos pasaron en sus scooters y se detuvieron para ver los daños.

El edificio de apartamentos de décadas de antigüedad es uno de los muchos en el distrito de Yancheng, una parte más antigua de Kaohsiung, una ciudad de unos 2,8 millones de habitantes en el suroeste de Taiwán.

«Por las familias y Yancheng, siento un dolor incomparable y me culpo profundamente», dijo el alcalde Chen Chi Mai en una conferencia de prensa, inclinándose a modo de disculpa. “Aquí quiero expresar mi más profundo dolor a todos los heridos y fallecidos, así como a sus familias y a todos los vecinos”.

Parece que el incendio se desató en la planta baja, pero no estaba claro de inmediato dónde exactamente y la causa aún estaba bajo investigación.

El United Daily News dijo que los investigadores se estaban concentrando en una tienda de té en el primer piso donde había comenzado el incendio, y la policía estaba investigando a un residente que, según los informes, peleó con su novia el miércoles. No habían descartado un incendio provocado, dijo el periódico.

Los extintores de incendios se instalaron el mes pasado, pero solo tres por piso porque los residentes no podían pagar más, informó United Daily News, un importante periódico.

Un incendio en 1995 en un club nocturno en Taichung, la tercera ciudad más grande de Taiwán, mató a 64 personas en el desastre más mortífero del país en los últimos tiempos.