InicioARTE Y CULTURAEscritora y pintora de Granada Costa obtienen el Premio Internacional de Literatura,...

Escritora y pintora de Granada Costa obtienen el Premio Internacional de Literatura, Arte y Cultura “Carmen Natalia Martínez Bonilla”  

-

por Mª Teresa Ayllón /

ESPANA / Estamos de enhorabuena. Un nutrido grupo de organizaciones estadounidenses y otras instituciones interactuantes, en diversos países del ámbito caribeño, han decidido promocionar a personas notables en el mundo de las letras, las artes y la dinamización cultural.

Individualidades, no instituciones, que siendo reconocidas por su labor en el entorno en que la desarrollan pasan más o menos desapercibidas precisamente en función de su entrega social, de su emprendimiento cooperante a la promoción de las letras, las artes y de la cultura en general.

Dos socias de Granada Costa han sido distinguidas con la nominación al premio. Daremos cuenta puntualmente de los resultados -finales de noviembre- en el próximo número.

Rosina Anglada, periodista estadounidense de origen dominicano

Fue en la Feria del Libro pasada que se disparó indignación entre la intelectualidad periodística y de las Artes en general por el ninguneo que se hizo a quienes se honraba supuestamente.

Así varias cadenas de TV y espacios de fuerte presencia hispanohablante:  TECLALIBRE MULTIMEDIOS, el programa ILUSIONES Y POESIAS con su Productor CARLOS MARQUEZ a la cabeza,  La Tertulia de ORLANDO (USA), la TERTULIA 4 GATOS de la Florida (USA), el COLEGIO de PERIODISTAS, el Círculo de LOCUTORES son algunas instituciones que han apoyado este premio cuya idea surgió en Orlando, Florida, USA.

El presidente de la premiación, poeta y periodista, Carlos Márquez y Rosina Anglada,  veteranos y muy prestigiados en el Estado de Florida, República Dominicana y en la comunidad hispanohablante en general, llevaban un año hablando en sus programas sobre esta impresionante, inteligente y valiente mujer que fue Carmen Natalia Martínez Bonilla, represaliada y exiliada por su labor de oposición y combate a la dictadura trujillista en la República Dominicana y que una vez exiliada se dedicó a escribir teatro, novela poesía y sobre todo artículos periodísticos.

Su entrega fue tal a la patria que renunció a ser madre por no arrastrar a sus hijos a una vida de persecución y exilio dado su compromiso y liderazgo, o tal vez más por su sentido del deber con la revuelta patriótica. Todos sus méritos especialmente los literarios han llevado a quienes organizaban la Feria Internacional del Libro a dedicársela este pasado año a Carmen Natalia.

Sorprendentemente pasó el hecho sin pena ni gloria, la prensa señaló la dedicatoria y siguió dejando la vida y la obra de esta gran mujer en el silencio más culpable.

También estuvo dedicada a otro combatiente antitrujillista y tampoco se habló de sus méritos y claro que no es la primera vez que se deja en la sombra a personajes muy notables para ensalzar a otros que no valen el mérito que se les da.

Pero en este año de programas de debate los profesionales de Orlando –de origen dominicano una buena parte- pergeñaron la idea de establecer un premio que honrase a personas de destacado protagonismo en las Artes y que a su vez llevara el nombre de nuestra heroína allende las fronteras.

Buena forma de romper la censura política que tiene el brazo más largo que las legislaturas. Así, hemos tenido el honor de ser nominadas al premio nuestra compañera la pintora Ruth Krasser y yo misma.

Fue a partir de esa nominación que empecé a interesarme por esta impresionante mujer de la que yo ignoraba todo.

Dedicaremos a esta mujer-coraje un próximo artículo pero vamos a aproximarnos ahora con unas palabras de la periodista Rosina Anglada:   “Descubrir a Carmen Natalia a través de su poesía es encontrarnos con una mujer de excepción, valiente, luchadora, feminista, política amante de la vida, la libertad y los sueños.

En abril, además de la primavera celebramos el nacimiento de esta insigne mujer dominicana, bella flor que sufrió el aislamiento social de una sociedad cuyas libertades estaban secuestradas por el tirano, teniendo que exiliarse en Puerto Rico.

La poesía de Carmen Natalia está llena de dolor y llanto, de angustias y soledades, mujer fuera de época, auténtica, valiente que supo renunciar a la vida tranquila y fácil del hogar que era el destino natural de las mujeres de ésa época.

Mujer política de verdad, viajó y conoció otras culturas, abanderada de los derechos civiles y políticos de tod@s l@s ciudadan@s del mundo. Fue coherente a sus principios y en sus versos aflora la nostalgia, el hastío por el hecho de vivir en una sociedad donde se negaba el derecho a la disensión, a la palabra, a los más elementales derechos humanos. Elevó su canto para glorificar a l@s valientes dominican@s que enfrentaron al régimen de Trujillo, en su “Elegía a los mártires de Constanza, Maimón y Estero Hondo”, “Oda heroica a las Mirabal”, su “Poema recóndito para un Mártir de la Libertad”, dedicado al recuerdo de Salvador Reyes Sánchez, caído en la Jornada de Luperón de 1949 y otros más, denunciando la miseria y la opresión del momento.

Carmen Natalia Martínez Bonilla nació en San Pedro de Macorís, cuna también del eximio poeta Don Pedro Mir, el 19 de abril del 1917, nació con la intervención de Estados Unidos, era hija de Andrés Martínez Aybar y Carmen Julia Bonilla Atiles.

Estudió en la Escuela Salomè Ureña. Autodidacta, realizó algunos cursos en la Universidad de Santo Domingo, como se llamaba entonces la actual UASD. Escribió novelas, fue una periodista comprometida, rebelde, siempre a favor de la vida, la libertad y la justicia.” Rosina Anglada, 2023, (Ilusiones y Poesíashttps://www.monografias.com/trabajos17/carmen-natalia/carmen-natalia)

Related articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

0SeguidoresSeguir
3,912SeguidoresSeguir
21,900SuscriptoresSuscribirte

Latest posts