InicioESTADOS UNIDOSEstados Unidos: Corte Suprema de EE.UU. protege el acceso a pastilla para...

Estados Unidos: Corte Suprema de EE.UU. protege el acceso a pastilla para abortar y suspende restricciones

-

La Corte Suprema de Estados Unidos decidió en un fallo proteger el acceso a una píldora para abortar ampliamente utilizada en el país, al suspender los fallos de los tribunales inferiores que imponían restricciones al medicamento.

Como resultado, la autorización para la mifepristona de parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en ingles), así como las acciones posteriores que extendieron su acceso, permanecerán vigentes mientras se desarrollan las apelaciones, posiblemente durante los próximos meses.

El juez Clarence Thomas y el juez Samuel Alito discreparon públicamente.

Un tribunal federal de apelaciones ya anunció un cronograma de sesiones informativas con argumentos orales que se escucharán a mediados de mayo. El próximo paso en el litigio será una audiencia ante un tribunal federal de apelaciones con sede en Nueva Orleans el 17 de mayo.

Debate judicial en EE.UU. en torno a la píldora abortiva

“El caso podría volver a los jueces de la Corte Suprema luego de que el Quinto Circuito emita un fallo, pero nada va a cambiar con respecto al acceso a la mifepristona hasta que el tribunal tome el caso en cuanto al fondo y se ponga del lado de los demandantes”, dijo Steve Vladeck, analista de la Corte Suprema de CNN y profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas. “Eso no va a suceder por mucho tiempo, si es que sucede alguna vez”.

Por su parte, el presidente Joe Biden elogió la orden del alto tribunal. “Como resultado de la suspensión de la Corte Suprema, la mifepristona permanece disponible y aprobada para su uso seguro y efectivo mientras continuamos esta batalla en los tribunales”, dijo Biden en un comunicado el viernes por la noche.

Biden también instó a los estadounidenses a “usar su voto como su voz y elegir un Congreso que apruebe una ley que restablezca las protecciones de Roe vs. Wade”.

Un abogado del grupo de médicos que presentó el desafío a la orden de la FDA le restó importancia a la orden. “Como es práctica común, la Corte Suprema ha decidido mantener el statu quo”, dijo Erik Baptist, abogado de Alliance Defending Freedom, en un comunicado.

El segundo caso más importante relacionado con el aborto que llega a la Corte Suprema

Este es el caso relacionado con el aborto más importante que ha llegado a la Corte Suprema desde que los jueces anularon la protección al derecho al aborto de Roe vs. Wade en 2022, lo que llevó a que los estados conservadores de todo el país prohibieran o restringieran severamente el procedimiento.

En el centro de la batalla judicial estaba la autoridad de la FDA para regular la mifepristona, que la comunidad médica ha considerado segura y eficaz. El medicamento ha sido utilizado por millones de mujeres en todo el país en las más de dos décadas que lleva en el mercado.

El fallo de la Corte Suprema representa una victoria sorprendente para el Gobierno de Biden y sus aliados en la comunidad del derecho al aborto, que sufrió una derrota fulminante con la anulación de Roe vs. Wade.

En lugar de abordar la cuestiones fundamentales sobre el aborto, el centro del caso actual estuvo en la capacidad que tienen los tribunales para cuestionar la experiencia de la FDA de cara regular los medicamentos. La breve orden sin firmar de la Corte Suprema no explicó por qué estaba accediendo a la solicitud de la administración de Biden y un fabricante de la droga de que interviniera en la disputa.

En su disidencia, el juez Alito dijo que votó a favor de denegar la solicitud para suspender las restricciones porque la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito de EE. UU. ha programado una audiencia acelerada sobre el fondo de la disputa.

Sugirió que permitir que las restricciones permanecieran vigentes no conduciría a “ningún daño real durante el presumiblemente corto período en cuestión”. También destacó que la suspensión no «eliminaría la mifepristona del mercado», sino que simplemente habría restaurado «las circunstancias que existían» desde el momento en que se aprobó el medicamento en 2000 hasta que la FDA aprobó nuevas regulaciones para facilitar el acceso a la píldora a partir de 2016.

“El Gobierno no ha disipado las dudas legítimas de que incluso obedecería una orden desfavorable en estos casos, y mucho menos de que optaría por tomar medidas coercitivas a las que tiene fuertes objeciones”, escribió Alito.

Ningún otro juez de la Corte Suprema se sumó a su disidencia.

Los fallos que llevaron a la decisión de la Corte Suprema sobre la pastilla para abortar

El caso comenzó en noviembre pasado cuando un grupo que representa a médicos que se oponen al aborto presentó una demanda con el argumento de que la FDA no había hecho lo suficiente para garantizar la seguridad del medicamento unas dos décadas antes.

El juez del Tribunal de Distrito de EE.UU. Matthew Kacsmaryk, designado por Trump, emitió un fallo amplio el 7 de abril que bloqueó la aprobación del medicamento, así como los cambios que la FDA realizó en los años siguientes para que fuera más accesible. Sin embargo, retrasó siete días la fecha de vigencia de su fallo para dar tiempo a una apelación.

Rechazando el consenso de la comunidad médica, Kacsmaryk planteó dudas sobre la seguridad del medicamento, incluyendo en su opinión la jerga que suelen utilizar los opositores al aborto. Calificó a los médicos que realizan el procedimiento de “abortistas” y explicó que rechazaría el término “feto” a favor del más incendiario “humano por nacer”. En lugar de referirse al procedimiento como un “aborto con medicamentos”, insistió en llamarlo “aborto químico”.

La FDA, sostuvo Kacsmaryk en un momento, “consintió en sus legítimas preocupaciones de seguridad, en violación de su deber legal, en base a un razonamiento y estudios claramente erróneos que no respaldaron sus conclusiones”.

Las principales asociaciones médicas han desmentido las afirmaciones del juez sobre los peligros del fármaco, y se ha demostrado que la mifepristona es más segura que medicamentos comunes como la penicilina y el Viagra.

pildora para abortar

Una paciente se prepara para tomar mifepristona, la primera píldora administrada en un aborto con medicamentos, en la Clínica Reproductiva de la Mujer de Nuevo México en Santa Teresa, EE.UU., el 13 de enero de 2023. (Crédito: Evelyn Hockstein/Reuters/File)

En una cuestión clave, el juez insistió en que los demandantes —médicos que no utilizan ni prescriben el fármaco— tenían derecho legal a comparecer ante el tribunal para exponer su caso, ya que sostienen que el uso del medicamento podría «saturar» el sistema de salud.

Asombrados por la amplitud de la decisión, el Gobierno de Biden y Danco, fabricante del medicamento, presentaron una demanda ante el Tribunal de Apelaciones del 5º Circuito de EE.UU.

El tribunal de apelaciones finalmente dejó en pie la aprobación del fármaco por parte del gobierno, pero coincidió con Kacsmaryk en que el acceso podía limitarse.

Un panel dividido de tres jueces ordenó volver al régimen más estricto del fármaco de la FDA, anterior a 2016, que impide el envío por correo de la píldora a los pacientes que la obtuvieron a través de consultas de telemedicina, o visitas virtuales con sus proveedores, en lugar de acudir en persona a una clínica u hospital para obtener el medicamento. También revoca de hecho la aprobación de 2019 de la versión genérica del medicamento. Las restricciones también afectan a las instrucciones del fármaco, acortando la ventana de obtención de la píldora a siete semanas de embarazo, en lugar de 10.

El 5º Circuito afirmó que las normas de la FDA para el fármaco creaban «un régimen excesivamente inusual» y que los médicos antiabortistas tenían derecho a demandar por ello porque «necesariamente se verían perjudicados por las consecuencias» de la decisión de la FDA de «apartar a los médicos de la prescripción y administración de mifepristona».

El tribunal de apelaciones afirmó que las reglas de prescripción probablemente impedían a los demandantes impugnar la aprobación de 2000, pero que era probable que tuvieran éxito en sus demandas contra las medidas más recientes de la FDA para ajustar las normas relacionadas con el fármaco.

El tribunal acusó a la FDA de tener un «enfoque ignorar la realidad» respecto al fármaco que era «profundamente preocupante».

El presidente Joe Biden cuestionó la semana pasada la manera en que esos tribunales inferiores habían manejado el caso.

“Creo que es indignante lo que ha hecho el tribunal, en relación con la conclusión de que van a anular la decisión de la FDA sobre si algo es seguro o no”, dijo. “Creo que está fuera de su dominio”, señaló.

Petición a la Corte Suprema para que interviniera

El Gobierno de Biden solicitó a la Corte Suprema que interviniera la semana pasada. Documentos judiciales de la procuradora general Elizabeth Prelogar citan «órdenes de tribunales inferiores sin precedentes que anulan el juicio científico de la FDA y desatan el caos regulatorio al suspender las condiciones de uso existentes aprobadas por la FDA para la mifepristona».

La implementación de los cambios a las reglas para utilizar la mifepristona, que ordenaron los tribunales inferiores, “negaría a las mujeres el acceso legal a un medicamento que la FDA considera una alternativa segura y eficaz al aborto quirúrgico invasivo”, al tiempo que pondría a la FDA y a las entidades que regulan “en una posición imposible”.

Danco Laboratories, un fabricante de la versión de marca del fármaco que había intervenido en el caso para defender la aprobación de la mifepristona por parte de la FDA, también solicitó la intervención del tribunal superior.

Dejar los fallos de los tribunales inferiores en su lugar, dijo el abogado de la compañía en los documentos, “perjudicaría irreparablemente a Danco, que no podrá llevar a cabo su negocio en todo el país y cumplir con sus obligaciones legales”.

“La falta de ayuda de emergencia de esta corte también afectará a las mujeres, el sistema de salud, la industria farmacéutica, los intereses de soberanía de los Estados y la separación de poderes”, dijo a los jueces la abogada Jessica L. Ellsworth.

Mientras tanto, los médicos antiaborto que habían presentado el caso dijeron a los jueces que las restricciones que el tribunal de apelaciones impuso al medicamento eran “razonables”.

“Las decisiones meticulosas de los tribunales inferiores no cuestionan las determinaciones científicas de la agencia; simplemente requieren que la agencia cumpla con la ley”, argumentaron los demandantes.

Related articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

0SeguidoresSeguir
3,912SeguidoresSeguir
21,800SuscriptoresSuscribirte

Latest posts