clic aqui
InicioIBEROAMERICAGobierno de los esposos Ortega-Murillo: ¿Dictadura nicaragüense?

Gobierno de los esposos Ortega-Murillo: ¿Dictadura nicaragüense?

-

 

Autor Juan López /

 

El gobierno de los septuagenarios esposos Daniel Ortega (presidente de 79 años) y Rosario Murillo (su vicepresidente de 75 años), actualmente,  ¿es una dictadura en Nicaragua?  Con objetividad y datos precisos,  reflexionamos la respuesta:

Los esposos Ortega-Murillo se reeligieron como gobernantes nicaragüenses, en las “elecciones” del 7 de noviembre de 2021. Después de la triunfante revolución sandinista que derrocó, en 1979,  la cruenta dictadura de 42 años de los Somoza (Tacho y Tachito Somoza, padre e hijo);  Ortega ha sido presidente durante 29 años,  25 de ellos en forma consecutiva.

Ha resultado una decepcionante frustración para los pueblos latinoamericanos que el dolor y la sangre derramada por cientos de muertos del pueblo del eximio poeta Rubén Darío y del General Augusto César Sandino fuera en vano, no valió la pena:  La esperanza de prosperidad, libertades y respeto a los derechos humanos que prometió el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) se “volvió sal y agua” y, en pleno siglo XXI, la actual Nicaragua  padece de los rigores de la dictadura de los esposos Ortega-Murillo.

En los comicios del 2021,  la mutual Ortega-Murillo impuso la reelección con artimañas, usando todos  los recursos del poder.  A  los 7 principales candidatos de la oposición  los encarcelaron al inicio de la campaña e proscribieron sus respectivos partidos. “Legalizaron” esa falsa electoral, desconocida por la comunidad internacional, permitiendo solo la participación de 5 entelequias de partidos que, juntos, apenas llegaron a un vergonzante 23 % de la votación.

Después de las protestas y crisis de abril de 2018, que produjo más de 350 muertos, miles de heridos y presos, los gobernantes esposos Ortega-Murillo han recrudecido la represión. Están llenando las cárceles con sacerdotes,  periodistas, dirigentes de partidos, empresarios, líderes de organizaciones de la sociedad civil y estudiantes universitarios en base a  las arbitrarias acusaciones de “conspiradores y traidores a la patria”.

Desde el pasado diciembre a la fecha, la dictadura Ortega-Murillo ha deportado y declarado apátridas a más de 630 nicaragüenses, quitándoles,  mediante arbitrarios decretos sus nacionalidades y confiscándoles todos sus bienes. ¡Cuántas barbaridades!

En lo que va de este año, en Nicaragua han clausurado 12 universidades, las organizaciones de la sociedad civil han sido vapuleadas, con la anulación de 3,273 ONGs, cerrando  la Cruz Roja y confiscándoles  todos sus bienes.

La libertad de prensa y de empresa es una verdadera quimera con periódicos, canales y programas de TV y emisoras de radios clausurados y mutilados por asfixias económicas, persecuciones  y apresamientos de sus ejecutivos.

La libertad de culto fue, groseramente, sepultada en Nicaragua mediante el cierre de varias  iglesias, rompimiento de todas las relaciones con el Vaticano, expulsión de varios sacerdotes y monjas, impedimento de realizar el tradicional viacrucis en Semana Santa, sobrepasándose con el obispo Rolando Álvarez, con quien la dictadura fue más drástica:  Porque rechazó ser desterrado,  le impuso una injusta y abusiva condena de 26 años de cárcel,  basándose  en el estúpido expediente de  “conspiración y traición a la patria”.

Mientras imperan esos acontecimientos, la miseria se incrementa en Nicaragua. El desempleo, la pobreza, la exclusión de la población indígena, la inflación, crisis sanitarias y alimentarias, déficit en educación, absoluta ausencia de las libertades y violaciones a los derechos humanos son las “olímpicas medallas” que exhibe la dictadura de los esposos Ortega-Murillo.

Por todo lo anterior, se impone volver a manifestar la solidaridad con el pueblo nicaragüense, aislar, política y socialmente, a  la dictadura de los esposos Ortega-Murillo y desatar una ofensiva mundial para denunciar sus crímenes de lesa humanidad, desmanes y violaciones a las libertades y derechos humanos del noble y sufrido pueblo de Nicaragua. Aunemos esfuerzos y voluntades para proclamar un ¡Basta ya a la dictadura de los esposos Ortega-Murillo en Nicaragua!

 21 de mayo de 2023.

Related articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

0SeguidoresSeguir
3,912SeguidoresSeguir
21,600SuscriptoresSuscribirte

Latest posts