clic aqui
InicioECONOMIAJAVIER MILEI, CAMBIO RADICAL, TEMORES Y ESPERANZA

JAVIER MILEI, CAMBIO RADICAL, TEMORES Y ESPERANZA

-

Javier Milei, personifica el cambio radical hacia la extrema derecha, así como la esperanza de devolver la prosperidad a un país utilizando medidas económicas radicales, que empezó a explicar en un acalorado discurso de toma de posesión.

El «Outsider», elegido diputado en 2021, antiguo comentarista de televisión, toma la banda presidencial en una fecha que es conmemorativa de los 40 años del fin de la última dictadura militar, que comenzó en 1976 y terminó con la toma de posesión del presidente de centroizquierda Raúl Alfonsín, el 10 de diciembre de 1983.

Jura en la cámara de Diputados, junto a su vicepresidenta, la abogada Victoria Villarruel, y releva al impopular Presidente saliente de centroizquierda, Alberto Fernández, quien le entrega los atributos presidenciales.

El presidente saliente de Argentina, Alberto Fernández, pasa la banda presidencial a Javier Milei tras jurar como próximo presidente de Argentina, en Buenos Aires (Argentina).
El presidente saliente de Argentina, Alberto Fernández, pasa la banda presidencial a Javier Milei tras jurar como próximo presidente de Argentina, en Buenos Aires (Argentina). REUTERS – MATIAS BAGLIETTO

Tras jurar en el Parlamento, pronunció su primer discurso como presidente, pero no ante la Asamblea Legislativa. En un acto simbólico lo hizo frente «a la gente», desde las escaleras del Parlamento, donde llamó desde su cuenta X a que los argentinos acudan masivamente.

Una de sus más contundentes frases con las que inició fue: «Ningún gobierno ha recibido una herencia peor que la que estamos recibiendo nosotros».

La única forma de salir de la pobreza es con libertad, dijo en un discurso cargado de cifras, que respaldaban su visión de la actual ineficiencia del Estado en salud, economía, infraestructura y educación.

«Desde todas las esquinas la situación de Argentina es de Emergencia», recalcó y afirmó: «Vamos a tomar las medidas necesarias para arreglar 100 años de despilfarros de la clase política», una misión que dijo no será fácil, pero que aseguró empieza desde hoy para lograr la prosperidad de Argentina gracias a la resiliencia de su gente.

«En este país el Estado vela por los derechos… y el que las hace las paga», puntualizó.

En cuanto a la clase política de Argentina mandó un mensaje en el que promete no perseguir a nadie e invita a sumarse a los que quieran hacer parte de esta idea de nueva Argentina sin importar de dónde vengan sino pensando a dónde quieren ir. Y finalizó enfatizando que el desafío es titánico, pero que lo afrontará con convicción.

«Ustedes saben que prefiero decirles una verdad incómoda antes que una mentira confortable», dijo para luego recordar su inicio como diputado de la mano de su vicepresidenta. Y terminó enérgicamente con: «¡Viva la libertad, carajo!».

Luego recorrió los dos kilómetros que lo separan de la Casa Rosada, la presidencia, donde recibió en el Salón Blanco a dignatarios extranjeros.

A las 17:30 tuvo lugar la toma de posesión del nuevo gabinete nacional, un equipo limitado en este momento a nueve ministros, de acuerdo con su promesa de austeridad estatal.

A las 19:00 será la ceremonia interreligiosa en la Catedral metropolitana y a las 20:30, en el Teatro Colón, habrá una función especial agasajando al nuevo mandatario.

El presidente electo y ya juramentado indicó que convocará una sesión extraordinaria del Parlamento en los próximos días para presentar un primer conjunto de leyes.

Aunque se ha aliado  con el principal grupo conservador, tendrá que negociar con sus rivales, ya que su coalición libertaria sólo cuenta con un pequeño bloque en el Congreso.

Tanto bajar la inflación anual, que está en143% y sigue subiendo, según datos oficiales; como evitar la recesión, serán los retos económicos que deberá atacar de inmediato. Además, el país productor de cereales necesita renovar un programa de préstamos de 44.000 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Así que ha prometido poner en marcha un plan económico de choque que prevé fuertes recortes del gasto e incluye la dolarización. Para lograrlo contará con el conservador Luis Caputo al frente del Ministerio de Economía, y Santiago Bausili, estrecho aliado de Caputo, como director del Banco Central.

En una señal de los desafíos que se avecinan, la empresa energética estatal YPF subió esta semana los precios de la gasolina en los surtidores un 25% de media, y los analistas y los mercados anticipan una fuerte devaluación de la sobrevalorada moneda peso poco después de que Milei asuma el cargo.

Related articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

0SeguidoresSeguir
3,912SeguidoresSeguir
21,600SuscriptoresSuscribirte

Latest posts