InicioESTADOS UNIDOSLa primera misión espacial tripulada de Boeing llega a la EEI

La primera misión espacial tripulada de Boeing llega a la EEI

-


Tras despegar de Florida el miércoles, la nave Starliner de Boeing se acopló el jueves 6 de junio a la Estación Espacial Internacional (EEI). Se trata de la primera misión espacial tripulada de la empresa Boeing. Sus dos astronautas pasarán algo más de una semana en la EEI, antes de regresar a la Tierra a bordo del Starliner.

Los dos primeros astronautas a bordo de la nave espacial Starliner de Boeing entraron a la Estación Espacial Internacional el jueves 6 de junio, un paso crucial para esta misión tan esperada, a pesar de los problemas en vuelo con el sistema de propulsión de la cápsula.

«Qué gran lugar para estar, es genial estar de vuelta aquí», dijo un sonriente astronauta de la NASA Butch Wilmore, que se encuentra en su tercer viaje a la Estación Espacial Internacional (EEI), junto con su compañera Suni Williams.

Esta primera misión tripulada del Starliner representa un gran reto para el gigante aéreo y la NASA. Su objetivo es demostrar que el vehículo es seguro para iniciar operaciones regulares.

Hace diez años, la agencia espacial estadounidense encargó dos nuevos vehículos a Boeing y a SpaceX, del millonario Elon Musk, para transportar a sus astronautas a la EEI. Mientras que SpaceX lleva ya cuatro años actuando como taxi espacial, el programa de Boeing lleva años de retraso.

Tras despegar de Florida la víspera, la nave realizó el jueves una suave aproximación a la EEI que se encuentra a 400 km de la Tierra y viaja a unos 28.000 km/h. El acoplamiento se produjo a las 17.34 GMT, aproximadamente una hora y veinte minutos más tarde de lo previsto.

Problemas con algunos de los propulsores de la nave, utilizados para realizar pequeños ajustes en la trayectoria, retrasaron la aproximación final. Cinco de estos pequeños propulsores, de un total de 28, fallaron en algún momento, explicó la NASA. Pero cuatro de ellos volvieron a ponerse en funcionamiento, proporcionando el número necesario para la operación.

Las nueve personas a bordo de la Estación Espacial Internacional tras la llegada de los dos astronautas de la Nasa Butch Wilmore y Suni Williams (de azul), en una captura de pantalla del vídeo de la Nasa emitido el 6 de junio de 2024. © Nicholas Kamm / NASA/AFP

La escotilla de la nave se abrió unas dos horas después del acoplamiento, lo que permitió a los astronautas Butch Wilmore, de 61 años, y Suni Williams, de 58, ser recibidos por las otras siete personas que ya estaban a bordo del laboratorio (astronautas de la NASA y cosmonautas rusos).

Filtraciones

Los dos pasajeros de Boeing pasarán algo más de una semana en la EEI, antes de regresar a la Tierra a bordo del Starliner.

El miércoles por la noche, la NASA anunció que se habían detectado en vuelo dos nuevas fugas de helio en la nave, además de una conocida anteriormente. Estas fugas no representan «un peligro para la seguridad de la tripulación y de la nave, ni para la misión», declaró Jim May, un responsable de Boeing, en un mensaje transmitido el jueves por la mañana por el gigante aeroespacial.

Una de las fugas, localizada en uno de los propulsores de la nave, había sido identificada antes del despegue. Entonces se decidió no repararla, ya que tras los análisis la NASA la había calificado de «pequeña» y consideraba que no representaba ningún peligro.

Despegue del cohete Atlas V de United Launch Alliance (ULA) que transporta la nave espacial Starliner de Boeing, desde Cabo Cañaveral, Florida, el 5 de junio de 2024
Despegue del cohete Atlas V de United Launch Alliance (ULA) que transporta la nave espacial Starliner de Boeing, desde Cabo Cañaveral, Florida, el 5 de junio de 2024 © Miguel J. Rodriguez Carrillo / AFP

El helio no es un gas inflamable, pero se utiliza en el sistema de propulsión de la nave. No estaba claro si estas fugas estaban relacionadas con el problema de los propulsores que se produjo justo antes del acoplamiento.

Pilotaje manual

La nave vacía ya había llegado a la EEI una vez en 2022, pero esta es la primera vez que transporta astronautas.

Butch Wilmore y Suni Williams llevan varios años entrenando para esta misión. Unas horas después del despegue, pilotaron temporalmente la nave a mano para probar su funcionamiento.

«La precisión es realmente increíble», dijo Butch Wilmore en una grabación retransmitida por Boeing el miércoles. «Incluso más que en el simulador».

«Las primeras seis horas han sido absolutamente fascinantes y han superado nuestras expectativas», añadió. «Es simplemente una nave increíble».

El programa de desarrollo del Starliner se ha visto empañado por una serie de contratiempos que han provocado sucesivos aplazamientos. A Boeing se le adelantó SpaceX, que ya transporta astronautas a la EEI desde 2020. Sin embargo, a la NASA le gustaría contar con un segundo medio de transporte para poder hacer frente mejor a cualquier problema con una de las cápsulas o a situaciones de emergencia.

Con AFP

Adaptado de su original en francés

Related articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

0SeguidoresSeguir
3,912SeguidoresSeguir
21,800SuscriptoresSuscribirte

Latest posts