clic aqui
InicioIBEROAMERICALOS SUPER TUCANO: DIGNIDAD AÉREA Y NACIONAL

LOS SUPER TUCANO: DIGNIDAD AÉREA Y NACIONAL

-

Por  Dayvi López Vargas
Si hoy en día la honorable Fuerza Aérea de República Dominicana y todo el país debe sentir orgullo, es por estos aviones que son ideales para la defensa de nuestro espacio aéreo, así como para el apoyo a nuestras unidades navales y terrestres.
 No hay nadie en este país que en los desfiles no haya sentido orgullo de estas aeronaves y de sus caballeros pilotos. Nuestra nación estuvo vulnerable a cualquier tipo de vuelos ilegales y con estas adquisiciones superamos esas adversidades y logramos la supremacía aérea con países limítrofes y centroamericanos. Los Tucanos son excelentes para misiones contra el tráfico ilícito, ataque, apoyo y reconocimiento aéreo.
 Las negociaciones de esas aeronaves vienen desde el Gobierno del presidente Hipólito Mejía en el año 2000. En el Gobierno de Mejía, a inicios de 2001, el Estado Mayor de la Fuerza Aérea elaboró un informe solicitando la adquisición de diez Super Tucano, y la Secretaría de las Fuerzas Armadas remitió el informe con su consentimiento y aprobación para la compra del lote de aviones de la empresa Embraer. El Poder Ejecutivo la aprobó en enero de 2002, pero debido a la crisis, la misma fue súbitamente abortada. El precio era en 110 millones de dólares.
 Para el año 2006, los desperfectos en las aeronaves con la que contaba la Fuerza Aérea eran notorios y la prensa y expertos en aeronáutica e investigadores, denunciaron unos supuestos escándalos de corrupción y donde se acusó al comandante general del Gobierno de Mejía, mayor Gral. Virgilio Sierra Pérez (2002-2004) de la venta de 4 turbinas usadas para los A-37. Estos hechos no se investigaron a profundidad y se procedió a la baja definitiva de esas aeronaves.
 Luego, el Gobierno de Fernández materializó la compra de los Súper Tucano basándose en las negociaciones hechas en el Gobierno del presidente Hipólito Mejía, pero a menor monto, seis años después, y ocho aviones Súper Tucano EMB 314, por US$ 93 millones y cada unidad a US$ 8.8 millones. Para esas fechas, el presidente Leonel Fernández tenía y todavía conserva estrechas relaciones con el presidente Luis Lula Da Silva de Brasil.
 Lo relevante, a destacar, fue que, el mandatario rompió con el nudo umbilical de tener que comprar aviones a los EE. UU., como desde de Trujillo se venía haciendo. (Recordamos que el presidente Fernández, en el año 1996, luego de un trágico accidente donde murieron pilotos por las viejas aeronaves que disponía la Fuerza Aérea, dispuso la compra de los T-35 “Pillan” a Chile).
 Desde época de Trujillo, los Estados Unidos dictaron los tipos de aeronaves, cuándo y dónde debíamos usar nuestros propios aviones. El propio presidente Juan Bosch, sus conflictos iniciaron cuando quiso comprar aeronaves a países no alineados con Estados Unidos. Si bien Estados Unidos es nuestro principal socio, con ello se marcó independencia a la hora de tomar decisiones.
 Estas compras generaron malestar en empresas norteamericanas y en al propio gobierno estadounidense, donde se alegó corrupción y sobrevaluaciones; pero, es bueno destacar, que, en el 2014, el gobierno de EE.UU. adquirió 25 aviones Super Tucano —los mismos—, por un valor de US$ 428 millones, al dividirlo, equivaldría a US$ 21,4 millones por unidad; o sea, muy superior al costo de los aviones vendidos al Estado dominicano.
 Los Súper Tucano disponen de tecnología avanzada y actualmente, Paraguay está por adquirir esas aeronaves a precio de US$ 10 a US$ 12 millones cada uno. El Salvador, en el 2009, quiso adquirir diez por el precio de US$ 100 millones de dólares, o sea a US$ 10 millones por unidad. Todos más caros que al precio dado al Estado dominicano. En páginas oficiales, los montos por unidad, están entre los 9 y 12 millones de dólares.
Las compras de estas aeronaves fueron evaluadas y aprobadas por el Congreso, donde de los 98 legisladores presentes, 87 dieron su voto favorable. El extinto presidente del Senado, Reinaldo Pared Pérez, dijo que, si hubo corrupción, entonces deben citar a todos los senadores y diputados que aprobaron el proyecto.  También muchos sectores estuvieron de acuerdo con la compra.
 Las compras de esas aeronaves han permitido la interdicción de aeronaves y para el entrenamiento avanzado de nuestros pilotos; con dar de baja a los aviones A-37 sensiblemente logramos posicionarnos y logra disuadir a las fuerzas enemigas o sectores del narcotráfico. Según estadísticas, los años que se adquirieron las aeronaves, descendieron las ‘trazas’ de los aviones del narcotráfico.
 Desde hace más de una década, la compra de los Súper Tucano ha sido la manzana de la discordia en República Dominicana. Los mismos que criticaron la compra, son los mismos que los aplauden al verlos en formación y levantando el orgullo nacional.
 Con las recientes amenaza de pandillas haitianas, los primeros en ser convocados a sobrevolar las fronteras fueron los pilotos de los Super Tucano y los primeros en pedir que se envíen tropas fueron algunos senadores y diputados que no estuvieron de acuerdo.
 Finalmente, estaremos atentos a este apasionante tema, para así ver si seguimos con una segunda o tercera parte detallando más informaciones sobre estas aeronaves…

Related articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

0SeguidoresSeguir
3,912SeguidoresSeguir
21,600SuscriptoresSuscribirte

Latest posts