spot_img
InicioSin categoría¿PODRÁ ESTADOS UNIDOS DETENER EL AVANCE ECONÓMICO DE CHINA?

¿PODRÁ ESTADOS UNIDOS DETENER EL AVANCE ECONÓMICO DE CHINA?

-

Por Antonio Ciriaco Cruz

Durante miles de años, las debilidades internas (catástrofes naturales, hambrunas, plagas, disturbios civiles e invasiones extranjeras) hicieron que China dirigiera su atención sobre sí misma. Sin embargo, China se encuentra en estos momentos en el mayor punto de inflexión de su historia desde la unificación que tuvo lugar en el siglo III a.C. China dirige hoy su atención hacia el exterior.

El año 2020 supuso un momento decisivo. China fue la única economía importante que mostró crecimiento económico (1.0%). Ya China es la mayor economía del mundo en términos de paridad de poder adquisitivo, y su PIB será mayor que el de Estados Unidos en términos de dólares norteamericanos antes del final de la presente década.

Por otra parte, en la carrera hacia la cuarta revolución industrial, China ya va por delante de Occidente, y ya posee un 70% de las estaciones base de telefonía móvil con cobertura 5G. La primera gran multinacional china, Huawei, está desplegando la banda ancha móvil de quinta generación por toda Eurasia, desde Vladivostok hasta Alemania, por encima de los esfuerzos que hace Estados Unidos por impedirlo.

Desde el 2001, el PIB per cápita de China se ha quintuplicado. Un chino de 30 años consume casi diez veces más que de lo que consumían su padre o su madre cuando él nació.

China ha construido la red de autopistas más larga del mundo (unos 150.000 kilómetros), la mayor red ferroviaria de alta velocidad del mundo (unos 30.000 kilómetros en la actualidad, que aumentarán hasta 40.000 kilómetros en el 2025), y suficientes viviendas para trasladar a casi 600 millones de personas del campo a las ciudades. Nada de eso existía hace treinta años.

Otro elemento no menos importante es que, las ambiciones globales de China no constituyen ningún secreto. Su objetivo es integrar a Eurasia en una esfera económica china en el marco de la Iniciativa de la Franja y/o la Ruta de Seda, y utilizar su hegemonía en la banda ancha 5G para encabezar una cuarta revolución industrial.

Otro avance de la sociedad china, es la gran inversión que ha realizado en su capital humano. En China se gradúan hoy más científicos e ingenieros que en Estados Unidos, Europa, Japón, Taiwán y Corea del Sur juntos, y siete veces más que en Estados Unidos. En los últimos diez años, la calidad de la educación científica china ha aumentado hasta alcanzar niveles mundiales. Las universidades chinas han reunido a un profesorado científico y de ingeniería de categoría mundial; más de 70.000 estudiantes chinos se han doctorado en universidades norteameticanas, frente a 30.000 indios y 25.000 surcoreanos. Cuatro de cada cinco doctorados en informática e ingeniería eléctrica en Estados Unidos se conceden a estudiantes extranjeros, entre los cuales los chinos son el mayor contingente.

En 1960, Estados Unidos producía un 40% del PIB mundial. Ahora produce un 24%. Más importante aún es el declive de la cuota norteamericana en la producción industrial de alta tecnología: según datos del Banco Mundial, esta cayó de un 18% en 1999 a sólo un 7% en el 2014; la de China, en cambio, pasó de un 3% a un 26%.

Aunque faltan muchos aspectos por analizar. Sin embargo, China parece que avanza a pasos agigantados.

Dr. Antonio Ciriaco Cruz

Related articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

0SeguidoresSeguir
3,593SeguidoresSeguir
20,300SuscriptoresSuscribirte
spot_img

Latest posts

es_ESSpanish