clic aqui
InicioECONOMIA¿PROGRESARON LOS PAÍSES LATINOS CON LA ALIANZA PARA EL PROGRESO?

¿PROGRESARON LOS PAÍSES LATINOS CON LA ALIANZA PARA EL PROGRESO?

-

En marzo de 1961, el entonces presidente John F. Kennedy, reunió en la Casa Blanca, a los embajadores latinoamericanos, para anunciarle el programa de ayuda económica y social para la región denominado “Alianza para el Progreso”. Fue diseñado para mejorar las condiciones sanitarias, la educación y la vivienda, controlar la inflación e incrementar la productividad agrícola mediante la reforma agraria.

La conformación de dicha alianza fue por el fracasado plan de la “Doctrina Monroe” con su política del Gran Garrote, en los años 60’s, que fue motivado por el triunfo de la Revolución de Cuba. Su preocupación, fue que la zona no se le escapara del control político y administrativo al imperialismo; es decir, la Alianza del Progreso, se creó para anular la influencia de la revolución cubana en América Latina e infiltrar la CIA en latino-América,

El Pentágono no veía bien los progresos de los países que conforman la zona latinoamericana, después que, en la medida de sus posibilidades, salían de los gobiernos dictatoriales que obedecían al imperio. Para ellos, gobiernos como el que hizo en Bolivia, Víctor Ángel Paz Estenssoro, con la llamada  Revolución Nacional, con cuatro medidas fundamentales: la reforma agraria, el voto universal, la nacionalización de las principales empresas mineras y la reforma educativa, conspiraba contra las funciones para la cual fue creada la Alianza.

El caso Venezuela, con la presidencia de Rómulo Betancourt, quien hizo un gobierno totalmente divorciado de los intereses de los Yankis, que se le llamó; “La Doctrina Betancourt”. Muy diferente a la “Doctrina Monroe”, ya que en su gobierno, hubo una apertura a la estabilización de la democracia venezolana, una nueva Constitución, reforma agraria, el desarrollo de la industria petrolera con su adhesión a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), fuerte inversión en el sector educativo y el cese de relaciones con gobiernos ilegítimos o dictatoriales del mundo apoyados por los EUA.

Por los éxitos de los gobiernos socialistas, el Pentágono decide utilizar la “Alianza para “parar” el Progreso” fomentando golpes de estados en los países que no responden a sus intereses. El 3 de octubre de 1963, golpe de estado contra el presidente de Honduras, Ramón Villeda Morales, porque en su administración, creó instituciones para servirle al pueblo como: El Colegio Médico de Honduras, Cruz Roja Hondureñas, organizar las Clínicas Periféricas, que, desde los cuatro puntos cardinales de Tegucigalpa, prestaban asistencia a la población de escasos recursos, etc.

Caso de Brasil. El 31 de enero de 1961, tomando posesión como presidente del Brasil, Jânio Quadros, inmediatamente asume una actitud extrañas para los EUA,  Intentando una aproximación con los países comunistas, recibió y condecoró a Ernesto Che Guevara con la Orden de la Cruz del Sur (Cruzeiro do Sul), la más alta distinción honorífica del gobierno brasileño, estableció relaciones con Cuba y la URSS, anuló las ilegales autorizaciones extendidas a favor de la Hanna y restituye los yacimientos de hierro de Minas Gerais a la reserva nacional.

Esa política de independencia no fue bien aceptada, tanto por la derecha brasileña, que apoyó a Janio en su elección, así como por los Estados Unidos. La presión de la oligarquía apoyada por los gorilas brasileños, lo obligó a renunciar el 21 de agosto de 1961, al cargo de presidente de Brasil.

Los derrocamientos vía golpes de estados promovido por los EUA a través de la Alianza para el Progreso” paralizó el progreso de varios países en vía de desarrollo e industrialización. Todos a partir de la creación de la Alianza en 1961. Veamos: Argentina con Arturo Frondizi, presidente 1958-1962; en Perú, Raúl Haya de la Torres fue impedido de asumir el poder por las elecciones de 1962-163 y así continuaron las fiestas de golpe de estado.

Caso R.D., el profesor Juan Emilio Bosch Gaviño, fue electo presidente de la República Dominicana, al ganar las elecciones el 20 de diciembre de 1962. Como estuvo exiliado en la Habana, Cuba, durante la campaña electoral, fue acusado de Comunista, por el padre Marcial Silva, quien después de un debate por TV, tuvo que aceptar que no era cierto. Esa falsa acusación, catapultó el triunfo del profesor.

El 27 de febrero de 1963, Bosch, se juramenta como presidente de la república, con la presencia de Luis José Figueres de Costa Rica y Luis Muñoz Marín de Puerto Rico, ambos desafectos con la política norteamericana.

Inmediatamente su gobierno hizo una profunda reestructuración. Se promulgó una nueva constitución de carácter liberal que concede derechos desconocidos por el pueblo. Consignó derechos laborales y la libertad sindical, se ocupó de los sectores tradicionalmente excluidos; como las mujeres embarazadas, hijos ilegítimos, personas sin hogar, niñez, la familia, la juventud y los agricultores, entre otros.

Se enfrentó a sectores tradicionalmente poderosos contra el latifundio, por lo que, los terratenientes se sintieron incómodos. Así mismo, la Iglesia católica creyó que Bosch estaba tratando de secularizar el país. Los sectores conservadores y los militares trujillistas sintieron temor, porque el gobierno de Bosch era comunista.

Al residir en Cuba durante su exilio político y por las ideas democráticas de Bosch, actitud responsable frente a la violación de la Embajada Dominicana en Haití, los EUA, se mostraba escéptico ante el menor indicio de la política de izquierda en el Caribe después de que Fidel Castro se declaró abiertamente comunista.

El miércoles 25 de septiembre de 1963, después de solo siete meses en el cargo, Bosch fue derrocado por un golpe de Estado por órdenes de la administración Kennedy promovida por la “Alianza para el Progreso”, que impuso el “Gobierno del Triunvirato”, conformado por representantes de la oligarquía más perversas y corrupta de esta noble nación.

Producto de ese golpe de estado, el 24 de abril de 1965, los EUA, provocaron lo que no querían que sucediera en ningún país bajo su dominio; “La Revolución de abril de 1965”, motivada por la vuelta a la constitucionalidad.

Nosotros nos preguntamos: ¿Realmente la Alianza fue para el progreso? ¿En verdad progresaron los países con la Alianza? Como se ve, esa Alianza, paró el progreso de América latina.

LUIS MARIA RUIZ POU | AlMomento.net - Noticias de República Dominicana al  instante!

AM/LR

Related articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

0SeguidoresSeguir
3,912SeguidoresSeguir
21,600SuscriptoresSuscribirte

Latest posts