spot_img
InicioSin categoría¿QUE PUEDE HACER BRITNEY SPEARS AHORA? COMPRAR UNA CASA, CASARSE, DEMANDAR A...

¿QUE PUEDE HACER BRITNEY SPEARS AHORA? COMPRAR UNA CASA, CASARSE, DEMANDAR A QUIENES LA CONTROLABAN

-

TECLALIBRE MULTIMEDIOS/

Ahora tiene control sobre su chequera y su útero. Puede comprar una casa, casarse con ese vestido de Versace sobre el que publicó en Instagram, decidir cuándo, y cuándo no, trabajar.

Con la jueza de la Corte Superior del condado de Los Ángeles, Brenda J. Penny, rescindiendo la tutela de la estrella del pop, que duró casi 14 años, Britney Spears puede demandar a sus padres. Y hay indicios de que lo hará.

Pero quizá más que nada, sus tribulaciones públicas han resaltado cómo una herramienta legal diseñada para proteger a las personas vulnerables puede dañar tanto como ayudar.

“El caso de Britney ilustró una serie de problemas claros que afectarán a los casos de tutela en los próximos años”, señaló Christopher Melcher, un miembro clave del equipo legal de Katie Holmes en su divorcio de Tom Cruise y un destacado experto en derecho familiar, así como testamentario.

“Este caso ha resaltado la falta de debido proceso para la persona en una tutela testamentaria para adultos”, puntualizó Melcher. “Britney ni siquiera lo sabía. La primera audiencia duró 10 minutos y no se tomó testimonio. Este fue un procedimiento que llevó a que se le prohibiera quitarse el DIU, acceder a su teléfono celular y volver a casarse”.

Melcher, quien también es el abogado de divorcio de Kanye West, señaló que el proceso estaba destinado a las personas con discapacidades más graves y, sin embargo, Spears realizó casi 250 espectáculos durante los 13 años de tutela.

“También destacó el poder del público”, agregó. “Sin el movimiento de Free Britney, nada de esto habría cambiado. Dilucidó estos procedimientos tan secretos”.

La lucha de Spears por la libertad personal cautivó al país durante meses.

“Este es un día monumental para Britney Spears”, subrayó Mathew Rosengart, su abogado, cuando terminó la audiencia del viernes por la tarde. “Mucha gente ha preguntado si continuaremos investigando al Sr. [Jamie] Spears. En última instancia, la respuesta depende de mi cliente, Britney”.

Fue un punto que Rosengart señaló repetidamente el viernes, hablando con reporteros afuera del Stanley Mosk Courthouse en el centro de Los Ángeles mientras estaba rodeado por los fanáticos de la estrella: “¿Qué sigue para Britney? Esta es la primera vez que se puede decir esto en aproximadamente una década: Depende de una persona, Britney”.

Leslie Salzman, profesora de la Facultad de Derecho de Cardozo, quien ha examinado exhaustivamente la tutela y el derecho de las personas mayores, indicó que queda por ver “si el caso de Britney hace un cambio a largo plazo a la tutela. Pero este caso despertó la conciencia de los problemas fundamentales con este enfoque”.

El caso de Spears es único, mencionó Salzman, porque “ella estaba ganando millones de dólares”. Pero duró demasiado y fue muy restrictivo, explicó, cuando había otras protecciones menos inhibidoras disponibles. También mostró cómo hay pocos incentivos para poner fin a la tutela de personas con activos considerables.

“La gente aprendió que un tribunal puede remover el control de las partes más fundamentales de la vida de una persona con poco escrutinio”, indicó Salzman. “Es un sistema que simplemente puede traspasar a las personas, especialmente cuando no pueden seleccionar a su propio abogado”.

De hecho, según los términos de la tutela, que comenzó en 2008, a Spears no se le permitió contratar a su propio abogado. A su padre, con quien mantuvo una relación difícil, se le dio el control de su vida. Durante una audiencia en junio, informó que nunca le habían dicho que podía presentar una petición para poner fin al arreglo legal.

Los expertos legales señalan dos factores que llevaron a Penny a hacer lo que muchos fanáticos de Spears habían estado exigiendo durante años: liberar a Britney.

El primero ocurrió durante una audiencia en junio, cuando se dirigió al tribunal por teléfono y describió el tormento que había soportado. Explicó que no se le permitió que le quitaran el dispositivo intrauterino; quería tener un bebé y le indicaron que no. La obligaron a trabajar horas extenuantes, explicó, y la drogaban cuando desobedecía.

“Pues bien, no estoy feliz”, le subrayó Spears a Penny. “Estoy tan enojada que es una locura y me siento deprimida. Lloro todos los días”. En lugar de protegerla, detalló, todo lo que el estado de California parecía poder hacer era contratar a personas que usaban su dinero para complicar su vida.

El segundo factor fue la decisión de Penny en julio de permitir que Spears contratara a su propio abogado.

“Ese fue el momento crítico”, comentó Andrew Mayoras, abogado y autor que ha seguido el caso de Spears. “Uno de los derechos básicos y más importantes de una persona en esta situación es el derecho a contratar a su propio abogado. Se le negó ese derecho hace muchos años. Creo que la asustó. Una vez que trajeron a Mathew Rosengart todo cambió drásticamente”.

En octubre, Rosengart pidió destituir al padre de Spears e hizo una serie de demandas de descubrimiento, incluidos todos los documentos que mostraban la “vigilancia electrónica” de la cantante mientras estaba bajo el poder de su padre, según un expediente judicial de 110 páginas.

Las pruebas adjuntas a las presentaciones de Rosengart muestran lo que ha sucedido desde la audiencia del 29 de septiembre en la que Jamie Spears fue suspendido como tutor de su hija. El 1 de octubre, Rosengart solicitó documentos y comunicaciones relacionadas con “la vigilancia electrónica, el monitoreo, la clonación o el registro de la actividad del teléfono personal de Britney Jean Spears”.

Así que la saga de la familia Spears no ha terminado. Pero para la estrella de 39 años y su abogado, el viernes fue un día para celebrar.

“Estoy orgulloso de ella porque no solo arrojó luz sobre esta tutela, sino que también lo hizo sobre las tutelas desde California hasta Nueva York”, señaló Rosengart. “Si esto le pasó a Britney, le puede pasar a cualquiera”.

Spears no se presentó a la audiencia el viernes, ni en persona ni por teléfono. Pero en Instagram, lo llamó “el mejor día de mi vida”.

Y lo resumió en un solo hashtag: #FreedBritney.
FUENTE: LOS ANGELES TIMES EN ESPAÑOL

Related articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

0SeguidoresSeguir
3,587SeguidoresSeguir
20,300SuscriptoresSuscribirte
spot_img

Latest posts

es_ESSpanish