clic aqui
InicioECONOMIAAFRICA SE REBELA; GOLPE DE ESTADO EN GABON

AFRICA SE REBELA; GOLPE DE ESTADO EN GABON

-

Un grupo de militares y policías de Gabón ha anunciado este miércoles en una de las televisiones del país la anulación de las recientes elecciones, la disolución de «todas las instituciones de la República» y el «fin del régimen» de la familia Bongo. El pronunciamiento llega poco después de que la comisión electoral del país declarase el triunfo del presidente, Ali Bongo, en las elecciones del pasado sábado.

El golpe de Estado en Gabón representa el octavo en África occidental y central, desde 2020. Se trata de una región que en la última década había dado grandes pasos para deshacerse de su reputación de “cinturón golpista”.

Sin embargo, los persistentes problemas de inseguridad y corrupción han estado en el discurso de los ejércitos de la zona para justificar las distintas tomas de poder a la fuerza.

A continuación, un recuento de algunos de los golpes de Estado en naciones que fueron colonias francesas:

El 29 de julio de 2023, miembros de la guardia presidencial de Níger detuvieron al presidente Mohamed Bazoum dentro de su residencia y aparecieron en la televisión nacional para anunciar que estaban tomando el poder, con el fin de poner fin a lo que llamaron el «deterioro de la situación de seguridad y el mal Gobierno».

Días después, la junta militar declaró al jefe de la guardia presidencial, Abdourahamane Tiani, como nuevo jefe de Estado, lo que generó preocupaciones sobre la seguridad en una región donde hasta hace poco Níger era un aliado clave de las potencias occidentales que buscan frenar la violencia de los grupos extremistas vinculados a Al Qaeda y el autodenominado Estado Islámico.

El general Abdourahmane Tiani, quien fue declarado nuevo jefe de Estado de Níger por los líderes de un golpe de Estado, llega para reunirse con los ministros en Niamey, Níger, el 28 de julio de 2023.
El general Abdourahmane Tiani, quien fue declarado nuevo jefe de Estado de Níger 

La Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao), el principal bloque regional, ha estado tratando de negociar con los líderes golpistas, pero al mismo tiempo advierte que está dispuesto a enviar tropas a Níger para restaurar el orden constitucional si los esfuerzos diplomáticos fracasan.

Por su parte, los golpistas en Níger han autorizado a las Fuerzas Armadas de Mali y Burkina Faso, países también controlados por militares tras golpes de Estado, a intervenir en su territorio en caso de una intervención armada en su territorio.

En enero de 2022, el Ejército de Burkina Faso derrocó al presidente Roch Kabore, culpándolo de no contener la violencia de los militantes islamistas.

El líder golpista, el teniente coronel Paul-Henri Damiba, prometió restaurar la seguridad, pero los ataques empeoraron. Una situación que erosionó la moral en las Fuerzas Armadas, lo que condujo a un segundo golpe en septiembre de 2022, cuando el actual líder de la junta, el capitán Ibrahim Traore, tomó el poder.

En septiembre de 2021, el comandante de las fuerzas especiales de Guinea, el coronel Mamady Doumbouya, derrocó al presidente Alpha Conde. Un año antes, Conde había cambiado la Constitución para eludir los límites que le habrían impedido presentarse a un tercer mandato, lo que provocó disturbios generalizados.

Doumbouya se convirtió en presidente interino y prometió una transición a elecciones democráticas en un plazo de tres años.

La Cedeao rechazó el cronograma e impuso sanciones contra los miembros de la junta y sus familiares. Entre ellas, la congelación de sus cuentas bancarias.

Residentes vitorean a los soldados del ejército mientras celebran el golpe de Estado en Conakry, Guinea, el 5 de septiembre de 2021.
Residentes de Guinea vitorean a los soldados del ejército mientras celebran el golpe de Estado en Conakry, Guinea, el 5 de septiembre de 2021

Posteriormente, el régimen militar propuso iniciar la transición democrática en enero de 2023, pero los partidos de la oposición aseguran que la junta ha hecho poco para establecer instituciones y una hoja de ruta para regresar al régimen constitucional.

En abril de 2021, el Ejército de Chad tomó el poder después de que el presidente Idriss Deby fuera asesinado en el campo de batalla, mientras visitaba a las tropas que luchaban contra los rebeldes en el norte del país.

Según la legislación local, el presidente del Parlamento debería haber sido designado presidente en ese momento. Sin embargo, un consejo militar intervino y disolvió el Legislativo en nombre de “garantizar la estabilidad”.

El hijo de Deby, el general Mahamat Idriss Deby, fue nombrado mandatario interino y se le asignó la tarea de supervisar una transición de 18 meses hasta la celebración de elecciones.

Archivo-El presidente Mahamat Idriss Deby en el palacio presidencial de Yamena, Chad, el 27 de abril de 2021.
Archivo-El presidente Mahamat Idriss Deby en el palacio presidencial de Yamena, Chad, el 27 de abril de 2021. 

La transferencia inconstitucional del poder provocó disturbios en la capital, Yamena, que fueron reprimidos por los militares.

En Mali, en agosto de 2020, un grupo de coroneles liderados por Assimi Goita derrocaron al presidente Ibrahim Boubacar Keita. El golpe se produjo tras protestas antigubernamentales por el deterioro de la seguridad, elecciones legislativas disputadas y acusaciones de corrupción.

Bajo la presión de los vecinos de Malí en África occidental, la junta militar acordó ceder el poder a un gobierno interino liderado por civiles, encargado de supervisar una transición de 18 meses hacia elecciones democráticas que se celebrararían en febrero de 2022.

El Coronel Assimi Goïta, identificado como líder del denominado Comité Nacional por la Salvación del Pueblo, que organizó un golpe de Estado en Mali, reunido con una delegación de la CEDEAO en Bamako, Mali, el 22 de agosto de 2020.
El Coronel Assimi Goïta, identificado como líder del denominado Comité Nacional por la Salvación del Pueblo, que organizó un golpe de Estado en Mali.

Pero los líderes golpistas se enfrentaron con el mandatario interino, el coronel retirado Bah Ndaw, y diseñaron un segundo golpe en mayo de 2021. Goita, que se había desempeñado como vicepresidente interino, fue ascendido como presidente.

La Cedeao levantó algunas de las sanciones a Malí después de que los gobernantes militares propusieran una transición de dos años a la democracia y publicaran una nueva ley electoral. Está previsto que el país celebre comicios presidenciales en febrero de 2024 para volver al régimen constitucional.

Related articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

0SeguidoresSeguir
3,912SeguidoresSeguir
21,500SuscriptoresSuscribirte

Latest posts