spot_img
InicioSin categoríaALEMANIA ENFRENTA DEBIL CRECIMIENTO

ALEMANIA ENFRENTA DEBIL CRECIMIENTO

-

Por el equipo de país de Alemania /
Departamento de Europa del FMI /

Todo cambió con la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero /

Los precios de la energía y la inflación se dispararon, la confianza del consumidor cayó y la demanda extranjera de exportaciones de Alemania se debilitó. La Unión Europea respondió con varios paquetes de sanciones contra Rusia; Alemania suspendió la aprobación del gasoducto Nord Stream 2 y se comprometió a aumentar su gasto en defensa. El gobierno alemán anunció rápidamente medidas de apoyo, incluido el alivio a los hogares vulnerables y el apoyo de liquidez a las empresas, que ayudaron a compensar algunos de los efectos secundarios de la guerra.

Crecimiento a corto plazo rebajado

Esta semana, el Directorio Ejecutivo del FMI discutió el empeoramiento de las perspectivas económicas alemanas y las políticas que podrían ayudar.

Después de un crecimiento del 2,9 por ciento en 2021, esperamos que el crecimiento económico se desacelere bruscamente al 1,2 por ciento en 2022 debido a los elevados precios de importación de energía y la débil confianza del consumidor.

Esperamos que los cuellos de botella en el suministro persistan incluso en 2023. Estos cuellos de botella, combinados con el retraso habitual en el traspaso de los precios mayoristas a minoristas del gas, reducen nuestras expectativas de crecimiento a solo 0.8 por ciento en 2023.

Estas tasas de crecimiento para 2022 y 2023 son, respectivamente , 0,9 y 1,9 puntos porcentuales por debajo de lo que proyectamos en el World Economic Outlook de abril.

Perspectivas económicas alemanas

Estas proyecciones dan cuenta del apoyo fiscal que se sigue brindando a la economía. Esto incluye una expansión de los beneficios de trabajo a tiempo parcial (Kurzarbeit) y la extensión de las subvenciones de la era de la pandemia a las empresas, así como un 1,2 por ciento del PIB en nuevos gastos en defensa, clima, refugiados y medidas para ayudar a los hogares a hacer frente a los precios más altos de la energía.

La inflación de los precios al consumidor alcanzó el 8,3 por ciento en junio. Alrededor de las tres quintas partes de la inflación hasta ahora provienen de los precios de la energía, pero las presiones de los precios se han extendido a otros bienes y servicios, reflejando en parte los efectos indirectos de los altos precios de la energía y la recuperación de la demanda.

Esperamos que la inflación promedie 7,7 por ciento en 2022 antes de moderarse a 4,8 por ciento en 2023 a medida que se estabilicen los precios de la energía.

Las expectativas de inflación dentro de cinco años permanecen ancladas cerca del objetivo del Banco Central Europeo del 2 por ciento.

Los salarios por hora han aumentado alrededor de un 3,3 por ciento anual desde el comienzo de la pandemia, menos que los precios al consumidor y cerca de los precios de producción. Si bien no podemos descartar una espiral entre salarios y precios, no parece probable en este momento dado el debilitamiento de las perspectivas de crecimiento.

Presiones de precios en Alemania

La incertidumbre en torno a estas proyecciones es muy alta. La mayor amenaza para esta perspectiva económica es un corte persistente y total de las exportaciones de gas de Rusia a Alemania y Europa en general. Nuestro análisis de este escenario a la baja sugiere que podría reducir la actividad económica alemana y aumentar la inflación en cantidades considerables.

Asegurar la recuperación, ecologizar la economía

Frente a estos riesgos crecientes, la política fiscal debe ser flexible y estar lista para brindar más apoyo a los hogares vulnerables si la situación se deteriora. En un escenario a la baja severo con escasez de gas y costos elevados para los consumidores de gas, puede ser necesario posponer el regreso a la regla del freno de la deuda para que el gobierno pueda tomar préstamos adicionales para apoyar la economía.

El gobierno ha tomado medidas significativas para impulsar la seguridad energética, incluido el financiamiento de terminales flotantes para importar gas natural licuado, exigir a los operadores que llenen las instalaciones de almacenamiento de gas y ampliar su conjunto de herramientas de poderes legales de emergencia.

Los esfuerzos adicionales para fortalecer la seguridad energética podrían incluir incentivos financieros para reducir el consumo de gas y una cooperación intensificada dentro de la UE en planes de emergencia.

La necesidad de mejorar la seguridad energética crea una oportunidad para que Alemania construya una economía más limpia, menos dependiente de los combustibles fósiles. Se necesita urgentemente un impulso de inversión pública verde para atraer inversión privada en tecnologías limpias como la energía renovable.

El sector financiero ha resistido bien las difíciles circunstancias hasta el momento, pero existen focos de vulnerabilidad (especialmente en los mercados de la vivienda y la energía) y las ganancias bancarias han sido bajas durante muchos años. Por lo tanto, es importante monitorear la sensibilidad de los balances de los bancos a la evolución de los riesgos y fortalecer las reservas de los bancos según sea necesario.

Related articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

0SeguidoresSeguir
3,587SeguidoresSeguir
20,300SuscriptoresSuscribirte
spot_img

Latest posts

es_ESSpanish