InicioDEPORTESEl Milan empata en Nápoles y regresa a semifinales de la Champions...

El Milan empata en Nápoles y regresa a semifinales de la Champions 16 años después

-

El AC Milan regresa a semifinales de la Champions después de empatar en su visita al Nápoles (1-1) y hacer valer el 1-0 del partido de ida. Con este resultado, el conjunto ‘rossonero’ disputa la penúltima ronda de la máxima competición europea 16 años después de su última aparición.

El Nápoles fue netamente superior al Milan en los primeros quince minutos, un control total del encuentro y de la posesión, hundiendo a los ‘rossoneri’ en área propia. Eso sí, con ocasiones que apenas inquietaron la puerta de Maignan. Un discreto disparo de Kvaratskhelia, otro de Politano y un remate de Osimhen sin peligro (informa Efe).

Pero el Milan es capaz de exhibir una madurez y un empaque imperturbable, sabedor de que su partido pasaba por esa fase de control napolitano, pero también plenamente conocedor de sus armas.

Unas que no tardó en sacar a pasear y que dieron resultado a las primeras de cambio. Leao, la más peligrosa de todas, fue el que activó a su equipo y le hizo crecer, provocando un penalti que silenció toda la ciudad de Nápoles. Giroud se postuló para encarrilar la eliminatoria. Golpeó con su zurda, pero no encontró la gloria que buscaba. Esa que sí encontró Meret bajo palos.

Pero un fallo en un control de Ndombele, que entró en el once por la baja de Anguissa, en zona de tres cuartos fue a parar al único jugador que es capaz de hacer peligro a 65 metros de la portería, un Leao que en cuanto recibió tuvo claro su plan.

Empezó su recorrido, ganando velocidad con cada zancada y fue eliminando rivales uno a uno. Ndombele, Di Lorenzo, Rrahmani. Nadie pudo pararle. Se plantó en área rival con la facilidad de quien se sabe superior y cuando Meret salió a achicar, cedió el esférico a un Giroud que solo tuvo que empujarla para resarcirse de sus dos acciones anteriores. Leao volvió a demostrar que es un jugador especial al que no le tiemblan las piernas en las grandes noches.

Se marchó tocado el Nápoles a los vestuarios, además de algo cabreado por un posible penalti no pitado sobre Lozano, que entró por el lesionado Politano, pero volvió a empezar fuerte el segundo acto.

Penalti fallado y gol sin tiempo para el Nápoles

Pudo por un momento volver a soñar el Nápoles con la gesta, cuando el colegiado señaló penalti por mano de Tomori a falta de poco menos de 10 minutos. ‘Kvara’, el mejor de los partenopeos, fue el que ejecutó pero, como ya sucediera en la misma portería en la primera parte, el meta frustró al lanzador. Esta vez fue un Maignan que, si bien esta noche no tuvo demasiado trabajo, sigue probando que no hay muchos porteros mejor que él en la actualidad.

El penalti errado, en cambio, no acabó con toda esperanza napolitana. Osimhen consiguió derribar el muro ‘rossonero’ con un testarazo en el descuento. Fue demasiado tarde. El Milan vuelve a estar entre los grandes 16 años después, desde aquella edición de 2007 que acabó ganando. El Nápoles despierta del sueño.

El más que previsible rival de los milanistas en la siguiente ronda será el vencedor del Inter – Benfica, que parte con ventaja de los italianos por el 0-2 de la ida, con lo que un derbi de la capital lombarda está al caer.

Related articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

0SeguidoresSeguir
3,912SeguidoresSeguir
21,800SuscriptoresSuscribirte

Latest posts