spot_img
InicioECONOMIAALEMANIA RESISTE PRESIÓN DE OTAN Y DECIDE NO ENVIAR TANQUES LEOPARD A...

ALEMANIA RESISTE PRESIÓN DE OTAN Y DECIDE NO ENVIAR TANQUES LEOPARD A UCRANIA

-

Alemania ha ordenado «revisar» las existencias y disponibilidad de los tanques «Leopard», como paso previo a un eventual envío de los blindados que reclama Ucrania, y considera «en fase de discusión» que autorice su suministro a aquellos aliados que disponen de esos carros.

«Lo prioritario es la defensa antiaérea de Ucrania y en eso nos concentramos», afirmó el ministro de Defensa alemán, Boris Pistorius, desde la base estadounidense de Ramstein (Alemania), donde está reunido el Grupo de Contacto para Ucrania, con representantes de 50 países.

A la reunión acudieron el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, y el ministro de Defensa ucraniano, Oleksii Reznikov, así como a sus homólogos de Alemania, Reino Unido y Polonia, entre otros.

Pistorius alegó al respecto que lleva apenas 24 horas en el cargo -en el que relevó a Christine Lambrecht, quien dimitió fuertemente cuestionada en su gestión precisamente por las entregas a Ucrania- y que debe «sopesar» todos los aspectos antes de adoptar una decisión.

Rechazó que exista un «frente de aliados» mayoritariamente partidario de que Berlín acceda a esos envíos y que esté presionando sobre Alemania para que desbloquee los «Leopard», tanques de fabricación alemana que precisan de la autorización de ese país para ser suministrados a un tercero.

«Cualquier decisión en torno a los ‘Leopard’ será adoptada en consenso con los aliados», añadió Pistorius, quien aseguró que su Gobierno «no está solo» en este parecer.

El ministro de Defensa insistió asimismo en que su país «no dejará de apoyar a Ucrania» y «por todo el tiempo en que sea necesario», para recordar el fuerte aporte alemán prestado ya a Kiev, solo superado por Estados Unidos y Reino Unido.

La cuestión de los «Leopard» planea sobre la reunión en Ramstein, que se abrió con una intervención virtual del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, quien insistió en que su país precisa tanques, ya que con los sistemas antiaéreos no le basta para defenderse de Rusia.

«Agradecemos enormemente todo apoyo recibido hasta ahora y sus sistemas de defensa antiaéreos, pero necesitamos artillería y tanques», afirmó el líder ucraniano.

La demanda de Kiev se produce en medio de fuertes presiones a Berlín, incluido desde aliados como Polonia, para que autorice los envíos de Leopard a los aliados que disponen de este tipo de tanques. Todo suministro de esos blindados, de fabricación alemana, precisa la autorización de Berlín.

Alemania se ha negado hasta ahora a autorizar el envíos de estos carros de combate en activo en otros países de la OTAN y afirmado que tal decisión solo puede adoptarse «en coordinación» con los aliados. En medios alemanes se ha avanzado que podría levantar este veto si Estados Unidos permite el envío de sus tanques Abrams, algo complejo, ya que éstos requieren más entrenamiento y apoyo que los Leopard.

La cuestión pesa sobre el nuevo ministro de Defensa alemán, quien accedió al cargo el jueves y mantuvo ayer mismo una primera reunión con su homólogo estadounidense Austin. A las presiones desde Ucrania se sumaron ayer las demandas expresadas en una reunión previa en Estonia entre ministros o altos funcionarios de Defensa de diez países de la OTAN, que se pronunciaron por el envío a Kiev de más armamento pesado, incluidos tanques.

El asesor presidencial polaco Pawe? Soloch, aseguró este viernes que, si Alemania no acepta el envío de los tanques se abrirá «una grieta en el seno de la OTAN» y que no espera que se tome ninguna decisión al respecto en la reunión de este viernes.

En una rueda de prensa en Varsovia, Soloch dijo que una negativa alemana «sería extremadamente desfavorable para la situación dentro de la Alianza» y añadió que «casi todo está en manos de la determinación de países como Polonia, Finlandia o Dinamarca», cuyos gobiernos ya han anunciado el envío de ayuda militar a Ucrania.

En caso de que Varsovia decidiese entregar los tanques a los ucranianos sin contar con el visto bueno alemán, «los alemanes tendrían derecho a demandarnos por ello, pero parece poco probable», evaluó el diplomático, y concluyó que espera «que se alcance un compromiso». Por su parte, el viceministro polaco de Exteriores, Pawe? Jab?o?ski, reiteró este viernes que, si Alemania no autoriza el envío de tanques «Leopard» polacos a Ucrania, Varsovia tomará medidas «no estándar».

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, aseguró este jueves que, aunque Berlín no dé su permiso para entregar los tanques, Polonia – tiene 247 Leopard 2, del tipo 2A4 y 2A5 – «hará lo correcto» porque esa autorización «es una cuestión secundaria».

Morawiecki subrayó que, ante la tardanza de Berlín en autorizar ese envío, «o conseguimos el permiso o haremos lo correcto», y enfatizó que «el consentimiento es secundario y lo importante es que los alemanes, daneses, finlandeses, franceses y otras naciones entreguen tanques modernos y armamento pesado lo antes posible» a Ucrania. «Es crucial para Ucrania. Probablemente en febrero, según diversas opiniones y análisis de expertos, (el presidente ruso, Vladímir) Putin se esté preparando para otra ofensiva. Hasta entonces, los ucranianos deben rearmarse y reponer recursos», subrayó Morawiecki.

EL LEOPARD

El Leopard 2 es un carro blindado de combate de fabricación alemana que tiene una capacidad para cuatro soldados y pueden disparar a blancos que están hasta a 5.000 metros de distancia, fueron el resultado del desarrollo posterior de los conocimientos obtenidos en un proyecto conjunto con EEUU que se interrumpió en 1969. De ese proyecto -la idea era fabricar un tanque que combinara la movilidad con la protección y la capacidad de combate- solo quedaron siete prototipos, pero tanto EE. UU. como Alemania siguieron trabajando en esa dirección.

En Alemania se desarrolló el Leopard 2 y en EE UU el Abrams. Los Leopard 2 se producen en serie desde 1978, en diversas variantes según las necesidades del cliente, y además se han hecho desde entonces algunas mejoras.

El consorcio Kraus-Maffei Wegmann (KMW) ha producido cerca de 3.600 ejemplares. El ejército alemán llegó a tener 2.125 pero a partir de 1990 empezó a reducir sus existencias hasta llegar a los 328 de que dispone actualmente.

Mientras que el Leopard 2 es un producto de KMW su principal arma, el cañón, fue desarrollado por Rheinmetall con lo que el blindado están involucrados dos de los principales fabricantes de armas de Alemania.

Los tanques habían sido desarrollados pensando en la «guerra fría» y en la eventualidad de una confrontación con las tropas del pacto de Varsovia en los alrededores de la frontera interalemana. Se consideraba que los Leopard, con apoyo de los tanques de defensa Marder, podían detener a los tanques del bloque soviético en un posible combate en terreno llano. Por ello se habían desarrollado pensando ante todo en la posibilidad de, estando en movimiento, destruir tanques enemigos. Además de un cañón principal el Leopard 2 dispone de dos ametralladoras y un lanzador de granadas de humo.

Ese armamento, según algunos expertos, puede no ser suficiente si se entra en un combate en el que participen no solo tanques enemigos sino también infantería.

El primer uso de los Leopard 2 en un escenario de guerra real fue en Kosovo, en el marco de la misión de KFOR. Luego Dinamarca y Canadá los emplearon en Afganistán donde, según las fuerzas armadas danesas, mostraron su resistencia ante ataques con minas. Posteriormente, entre 2016 y 2019, Turquía los usó en el norte de Siria, donde tuvieron dificultades para actuar en zonas urbanas. Los turcos perdieron tres Leopard 2 como consecuencia de ataques laterales.

El desarrollo del Leopard se hizo pensando en batallas frontales con otras divisiones de tanques por lo que el blindado en los lados y en la parte trasera es menos sólido.

El Leopard 2 tiene un peso de cerca de 60 toneladas, puede desarrollar una velocidad cercana a los 70 kilómetros por hora, tiene la capacidad de atravesar zonas inundadas y ríos de hasta 4 metros de profundidad y dispone de un periscopio.

El modelo más reciente es el Leopard 2 A7V pero todavía están en funcionamiento viejos modelos como el Leopard 2 A4, que son los que tiene España cuyos ejemplares, sin embargo, están en un estado que, según la ministra de Defensa Margarita Robles, hace que se descarte que sean cedidos a Ucrania.

Related articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

0SeguidoresSeguir
3,689SeguidoresSeguir
20,500SuscriptoresSuscribirte
spot_img

Latest posts

es_ESSpanish